estres vacacional

¿Estrés post vacacional? No, gracias.

Casi sin darnos cuenta hemos saltado e la orilla de la playa a la isla e la oficina y los pupitres escolares. Suele ser habitual sentir cierto estrés por el cambio tan rápido de rutinas de las vacaciones a la “vida rutinaria”, y puede costarnos un poco a mayores y pequeños volver a adaptarnos a horarios y costumbres habituales.

Estar predispuestos a estos cambios y asumirlos de forma relajada y consciente es muy importante para no padecer estrés, que puede tener consecuencias físicas y emocionales que afectan a nuestra salud mas de lo que la mayoría cree.

Las consecuencias de padecer tensión por la vuelta a la “vida normal”  son de diversa índole e intensidad, depende del individuo, pero ¡ojo! esta situación puede alargarse incluso hasta tres meses y pasarnos una factura poco deseable.

Algunos síntomas que puede generar el estrés post vacacional son: Ansiedad, malestar físico y mental, irritabilidad, palpitaciones y sudoraciones, insomnio y mal humor.

Para evitar estas indeseables sensaciones, debemos intentar mantener una actitud positiva y fluir con el proceso natural de nuestra vida con agrado y buena predisposición.

Adiós al estrés vacacioneal con uos pocos consejos

Hay algunas medidas que podemos aplicar para sobrellevar mejor la situación y no caer en el desánimo:

 

  • Ejercicio físico. No es nada nuevo que los beneficios que aporta el deporte sea cual sea su intensidad son una de las mejores medicinas que existen. ¿Sabes que el 37,3% de los españoles hace ejercicio para sentirse bien, desconectar, eliminar el estrés y la ansiedad. ?Dentro de las principales motivaciones, con un 36,3% del total, también destaca la salud en global y el bienestar físico, por encima del cuidado estético del cuerpo (14%), el placer de practicarlo (10,5%) y la práctica del deporte de competición (1,8%).

 

  • Una buena agenda que te ayude a organizarte. te descargará mucho mentalmente organizar tu tiempo y tus tareas. Anotarlas te ayuda a organizarte mejor y sentir que tienes el control sobre tu tiempo.

 

  • Intenta descansar más. Técnicas de relajación, meditación y abandonar las pantallas un par de horas antes de ir a la cama obrarán maravillas en tu descanso y en tu bienestar.

 

  • Recupera el equilibrio a través de la alimentación. Es un momento ideal para llenar tu dieta de productos frescos, vegetales, frutas y cereales integrales que aportarán nutrientes a tu salud mental y física que actúan como medicamentos en tu organismo, llenándolo de salud y sensación de ligereza .

Comparte esTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email