¿Es bueno andar o correr por la playa?

Estamos en pleno verano y muchos optan por andar por la playa aprovechando el buen tiempo. ¿Esta practica tan veraniega beneficia o perjudica tu espalda?

Andar por la playa tiene múltiples beneficios sobre el sistema cardiovascular, muscular y nervioso. Por lo que es muy recomendable, pero hay que tener en cuenta y evitar andar si la playa presenta mucho desnivel o inclinación.

Podemos optar andar por la arena mojada, que es una superficie más firme, más sencilla y nos ayudará a ir calentando las extremidades. A diferencia de andar por la arena seca, que requiere más gasto energético ya que supone más esfuerzo para mantener la estabilidad del cuerpo. Esto en muchos casos puede ser beneficioso pero en otros, puede generar mayor tensión en la planta del pie.

Si en vez de andar decidimos correr, entonces es recomendable hacerlo sobre la arena mojada de la orilla, ya que al ser un poco blanda amortigua y el impacto sobre las articulaciones y la espalda es menor. Correr por la arena seca también amortigua el impacto, pero al ser un terreno mucho mas inestable tendemos a adaptar la postura para no notar tanto las irregularidades, y no se mantiene un buen control postural. Los tobillos y las rodillas se ven muy afectados, el tronco lo llevamos hacia adelante haciendo que espalda y cuello no estén en posición correcta.

Otras recomendaciones que podemos hacerte desde Almería Quiropráctica, es que si decides salir a andar por la playa no lo hagas en las horas punta, ponte protección solar, ¡escucha las olas del mar y disfruta!

Comparte esTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email