cerebro_800x532

Consejos para mantener el cerebro en plena forma

Nuestros deseos, nuestros sueños, nuestro emocionario y los recuerdos más preciados quedan contenidos en esa frágil y mágica cajita que es el cerebro, que además ejerce el control centralizado sobre los demás órganos del cuerpo, por eso es muy importante cuidarlo. Hoy te queremos dar los mejores consejos saludables para evitar su deterioro prematuro y mantenerlo ágil y sano, ¡mens sana in corpore sano!

 

Tu cerebro es un tesoro

 

Nuestro cerebro se encarga de ofrecernos una forma única de entender el mundo que nos rodea y de relacionarnos con él, solo por eso ya sería motivo suficiente para cuidarlo de la mejor manera posible ¿verdad?. Pero también se ocupa de la atención, la memoria, procesar información, el lenguaje, la interpretación de estímulos, los movimientos del cuerpo o funciones vitales como el ritmo cardiaco, la respiración o la presión arterial… su universo es tan amplio y tan fascinante que mantener ese órgano sano y a pleno rendimiento es sinónimo de una vida plena, longeva y saludable.

 

El ritmo de vida actual provoca estrés, pérdidas de memoria, falta de concentración, menor creatividad y bloqueos, sin hablar de otros problemas de salud que un cerebro que sufre los estragos de la vida moderna puede causar. Vamos a trazar contigo un plan de acción saludable que mantenga el cerebro en plena forma para que sus funciones sigan intactas durante mucho más tiempo, un planning vital que además te va a aportar bienestar y una nueva forma de conectar con tus emociones y necesidades físicas y mentales.

 

Tips para mantener el cerebro sano

 

1) Come de forma saludable: Una vez que comienzas a comer de forma saludable no puedes dejar de hacerlo, se convierte en mucho más que un hábito, en un estilo de vida. Es un gesto que beneficia tanto a la salud como al estado de ánimo, aumenta la energía y la vitalidad y además ayuda a controlar el peso, prevenir enfermedades y a vernos mejor en el espejo. ¿Qué mejores razones para abrazar el lado más saludable de la vida?

 

Hay alimentos que pueden considerarse casi como una medicina natural, que previenen el deterioro prematuro del cerebro y que ayudan a protegerlo, por ejemplo los que contienen ácidos grasos omega 3 a los que se les relaciona con la mejora del flujo sanguíneo cerebral. Alimentos tan apetecibles como los frutos secos, el pescado azul, el aceite de oliva virgen extra o el aguacate deberían estar presentes en tu dieta para mantener el cerebro sano y darle un extra de vitalidad al cuerpo.

 

Aprovecha la visita al mercado para incluir en tu cesta de la compra alimentos ricos en antioxidantes y vitaminas, como los arándanos, las semillas, el té verde, el brócoli o el chocolate negro que, además de ser sanísimos y esenciales para el equilibrio entre los neurotransmisores, son realmente deliciosos. Sin embargo te recomendamos que huyas de una dieta rica en grasas saturadas, carbohidratos refinados, comida chatarra y elaboraciones muy saladas que perjudican seriamente las funciones cerebrales al igual que el exceso de azúcar que puede provocar a largo plazo problemas neurológicos. Los malos hábitos como el tabaco, la ingesta de alcohol y el exceso de cafeína también pasan factura a tu cuerpo.

 

2) ¡Muévete!: Hacer ejercicio físico es clave para mantener una buena salud en general ¡y además puede ser muy divertido y desestresante! Practicar algún deporte o actividad física, ayuda a controlar el peso y a regular los niveles de azúcar en sangre, es cardiosaluble y eleva el estado de ánimo. Vas a sentirte mucho mejor, física y mentalmente y de ese bienestar también se va a beneficiar el cerebro.

 

3) Descansa: ¿Qué sería de nosotros sin esa revitalizante desconexión diaria? Un cerebro cansado no funciona correctamente y dormir es la mejor forma de resetearlo para que vuelva a funcionar a pleno rendimiento. Para poder dormir a pierna suelta, nuestra recomendación es que cenes ligero al menos dos horas antes de irte a la cama, así ya habrás hecho la digestión, apaga todos los dispositivos electrónicos (¡puedes hacerlo!) y crea tu propio ritual para conciliar fácilmente el sueño.

 

Este ritual personal puede comenzar con acostarte siempre a la misma hora y con incluir hábitos que inviten a la relajación, como por ejemplo sumergirte en un baño de espuma, mantener la habitación en orden y con una temperatura adecuada (entre 19º y 22º), leer un libro, practicar meditación, tomar una infusión relajante o pulverizar una bruma de lavanda en la almohada. Una rutina de sueño es el remedio infalible para caer dulcemente en brazos de Morfeo.

 

4) Cuida de tu cuerpo: Tu cuerpo es como un templo sagrado y eliminar las tensiones que se acumulan a diario en él debería ser una prioridad para todos nosotros para poder mantener su armonía. Para conseguirlo puedes elegir prácticas suaves como el yoga y los estiramientos que, además de prevenir lesiones, aumentan la flexibilidad y previenen la rigidez muscular. También los cuidados quiroprácticos son un plus en ese sentido ya que ayudan al cerebro a recuperar la capacidad de transmitir al resto del cuerpo para que funcione a pleno rendimiento sin encontrar interferencias. ¡Salud a golpe de click!

 

5) Ejercita tu cerebro: Mantén tu cerebro en forma a través de nuevos retos y aprendiendo cada día algo nuevo, es un entrenamiento maravilloso para cuidar tu mente. La curiosidad es el mejor regalo para expandir la mente y alcanzar una vida plena y satisfactoria, no la pierdas nunca.

 

Comparte esTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email