Equipo

Sofía

anai

Siempre estaré en deuda con mi padre, a quien le debo el amor a esta profesión y dedicarme a ella: Mi primer contacto con la quiropráctica fue a través de él, ya que es una de las muchas personas que encontró en la quiropráctica una manera de alcanzar bienestar.

Con ilusión de ejercer una profesión cuyo objetivo es mejorar la salud y prevenir posibles problemas, Comencé mis estudios de Quiropráctica en el RCU María Cristina de El Escorial en Madrid, llena de ilusión y avidez por aprender y poder ejercer esta profesión cuyo objetivo no es otro que mejorar la salud de las personas y prevenir problemas: ¿puede haber algo más bonito que dedicar tu tiempo y energía a algo así?

Allí aprendí cómo ayudar a las personas desde un enfoque diferente al convencional y comprendí que el sistema nervioso es fundamental para gozar de una salud plena.

Después de Madrid me esperaba nada menos que ¡Namibia! , a donde fui como  voluntaria con algunos compañeros de la universidad, algo que me marcó de por vida y despertó en mí sentimientos profundos y recuerdos imborrables.

Anaí

sofia

Siempre me ha gustado cuidarme, pero a pesar de eso después de mi  embarazo mi estado no era nada bueno. Sufrí nueve meses de dolores  lumbares, ciática, cervicales, en articulaciones de rodillas y pies… tras dar a luz empecé a hacer ejercicio y cuidar la dieta, pero cada vez iba a peor:  aparecieron lesiones y contracturas que no desaparecían con masajes ni otra técnicas que iba probando. 

Afortunadamente unos amigos me recomendaron la quiropráctica para mejorar mi salud, y desde que empecé no he hecho más que mejorar. Fuera dolores: fue  volver a sentirme una persona sana de nuevo. Así fue como quedé unida de por vida a los tan queridos ajustes.

Nunca he tenido una sola afición, me gusta estar siempre aprendiendo y haciendo cosas nuevas. Me encanta la repostería y la lectura me fascina. Me pasaría días enteros arreglando y creando mil cosas para el jardín, montar muebles y arreglar todo lo que se me ocurre. ¡Puedo seguir así de activa gracias a mi buen estado de salud!

David

david

Me siento muy afortunado por haber tenido la oportunidad de ser atendido por un Quiropráctico hace 13 años. Un buen compañero del equipo de Rugby donde jugaba entonces me ajustó por primera vez y todo cambió para mí desde ese momento.

Tanto fue así que dejé mi profesión anterior hace ahora 5 años y junto con mi familia decidimos mudarnos a Almería para emprender una nueva etapa vital y abrir una consulta de Quiropráctica.

Desde el primer momento hemos centrado nuestros esfuerzos en crear en el centro un ambiente familiar y cercano para compartir el maravilloso mensaje de vivir dando prioridad a nuestro interior, con una columna y sistema nervioso funcionando a su máximo potencial para una vida más plena.