¿Qué  es la quiropráctica?

La misión de la quiropráctica, según la OMS, es ocuparse de la salud y el cuidado de la columna vertebral. Trabajamos sobre ella para corregir alteraciones mecánicas que afectan a las funciones de los nervios que surgen de la columna.

Nuestro cometido es eliminar estas alteraciones, pero un ajuste quiropráctico es mucho más, es como una buena ducha tras un día agotador: siempre, siempre, vas a estar mejor después de dártela que antes. ¿Por qué? Porque una columna en mal estado afecta negativamente a la salud de todo tu cuerpo, porque te ayudamos a disminuir tu dolor, porque te ayudamos a dormir mejor, porque reseteamos tu sistema nervioso, y lo hacemos de una forma natural, sin medicamentos.

Piensa que en su interior está nada menos que la médula espinal y todos los nervios que se ramifican entre cada vértebra no podrán realizar correctamente su trabajo de transmisión de órdenes a todos los órganos y tejidos si no se encuentra en perfecto estado, sin presiones ni interferencias.